Superpoderes que te dan los camarones para el “Méngache pa’ acá”

Seguro te han contado de un amigo, primo o vecino con dificultades a la hora de convertirte en tigre de alcoba. 

Y también segurito has escuchado que entre los remedios afrodisiacos está comer camarones para convertirte en un verdadero Don Juan, o en el mejor de los casos en un Juan Diego: capaz de dejar planchada una virgen en una sábana.

Pues ¿qué crees? Los camarones sí ayudan para tener superpoderes.

Aquí merengues te compartimos las propiedades alimenticias de los camarones para que vayas al ruedo como todo un matador.

Los camarones aportan a tu dieta diaria: yodo, vitamina B12, colesterol, vitamina E, selenio, proteínas y agua.

Y dirás ¿que el yodo no es para curar las heridas y el colesterol es más malo que Donald Trump y la carne de cerdo juntas? Aquí la explicación

Yodo. Es bueno para el sistema nervioso, los músculos y el sistema circulatorio. O sea, para todo lo que necesitas al hacer el salto del tigre.

Vitamina B12. También ayuda al sistema nervioso, corazón y el cerebro. Si quieres que la cosa levante es necesario que el corazón bombee bien la sangre. Es buena para el cerebro porque favorece el mantenimiento de la envoltura de mielina de las células nerviosas y participa en la síntesis de neurotransmisores. O sea que vas a estar a las vivas y muy creativo con la lengua, para hablar y pa’ todo lo demás.

Colesterol. No te asustes, no todo el colesterol es gacho para el muchacho. Hay un tipo de colesterol, como el que tienen los camarones, que es necesario en tejidos corporales -hígado, médula espinal, páncreas y cerebro- como en el plasma sanguíneo. El gacho es el que se acumula y tapa las arterias como el de los alimentos procesados o la carne de cerdo.

Vitamina E. Esta vitamina es antioxidante, para que no se te eche a perder el fierro, pariente. Ayuda a mantener la membrana celular, protegiendo las células de las sustancias tóxicas derivadas del metabolismo del organismo o del ingreso de compuestos por vías respiratorias o bucales.
Selenio. Con esto no te vas a hacer lunático, pues también refuerza la protección contra enfermedades cardiovasculares y estimula al sistema inmunológico. También es antioxidante para que sigas diciendo con provecho, fierro pariente.

Proteínas. Para los músculos, y el corazón es uno de ellos, aunque al echar maromas en el ring usas de tocho morocho.

Agua. Durante una buena sesión de “Méngache con su méngache” sudas como Rocky Balboa, así es que necesitas agua, micheladas y camarones. Y si, el agua entra al organismo o solo por lo que bebemos sino también con los alimentos.

Así es que ya sabes, los camarones si ayudan para la hora de ir a escalar el Paricutín y conquistar el Chichonal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s